¿Cómo debes hacerlo?

Si tienes interés en guardar células madre de pulpa dental (DPSC) debes consultar a tu  dentista o cirujano maxilofacial, que valorará las particularidades del caso y podrá resolver tus dudas.

  • El requisito primero es obtener las DPSC de dientes/muelas que convenga extraer, bien por indicación médica o bien porque esté próxima su caída natural.
  • Cualquier diente de leche o definitivo es válido siempre que esté sano, libre de caries y empastes. Tampoco sirven los dientes de leche con mucha movilidad o ya caídos. Tu dentista valorará la idoneidad del diente que precisas extraer.
  • Firma del contrato y primer pago.
  • Respuesta a un cuestionario médico sencillo y firma del consentimiento informado.
  • Acuerdo de la fecha de la extracción con tu dentista y comunicado a Criodental Biopharma con antelación suficiente para organizar el traslado de la muestra al laboratorio de Institut Clinident Biopharma (ICB) en Suiza en las condiciones adecuadas de temperatura que aseguren la viabilidad celular (la intervención debe ser realizada en lunes, martes o miércoles, antes de las 17 h.).
  • Protocolo previo de higiene oral rigurosa si tu dentista lo considera necesario.
  • Realización de la serología, entre 7 días antes y el día de la extracción. A los 180 días hay que realizar una segunda serología.

En la mayor parte de los casos, al día siguiente de la extracción dental se procesan los dientes en las instalaciones de ICB en Suiza, de acuerdo con un protocolo validado, realizando exhaustivos controles de calidad de la muestra obtenida. Una vez completado este proceso recibirás un certificado informándote sobre las células conservadas.

Los viales se van enfriando gradualmente hasta una temperatura inferior a -130ºC, conservándolas en un tanque de nitrógeno líquido en fase gaseosa a esta temperatura durante 20 años o más, tras la renovación del contrato.