¿Cuándo es el mejor momento para conservar?

Las células madre de pulpa dental (DPSC) se pueden aislar y almacenar obteniéndolas de dientes que convenga extraer, bien por indicación médica o bien porque esté próxima su caída natural. Estos casos se dan en tres situaciones clínicas diferentes: dientes deciduos y dientes definitivos como las muelas de juicio o los que se extraen por indicación ortodóncica para generar espacios.

Siempre deben ser dientes sanos y libres de patologías en su corona tales como caries dental y traumatismos. Deben estar intactos y libres también de restauraciones y tratamientos, para poder asegurar la presencia de pulpa intacta que no haya tenido contaminación o irritación a través de los túbulos dentinarios. Asimismo deben estar libres de patología pulpar y con la pulpa dental conservada y vital.

Siempre el dentista o cirujano maxilofacial valorará la idoneidad del diente a extraer.